Physical Address

304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

Descubren impactante agujero negro apenas 470 millones de años después del Big Bang

  • Telescopios de la NASA han descubierto el agujero negro más distante jamás visto en rayos X.
  • El agujero negro fue encontrado en una galaxia llamada UHZ1, ubicada a 13.200 millones de años luz de la Tierra.
  • El descubrimiento es importante para comprender cómo algunos agujeros negros supermasivos pueden alcanzar masas colosales poco después del Big Bang.
  • El agujero negro recién descubierto tiene una masa estimada entre 10 y 100 millones de soles.

Descubren el agujero negro más distante jamás visto en rayos X

Telescopios de la NASA han revelado el agujero negro más distante jamás visto en rayos X. Este agujero negro fue encontrado en una galaxia llamada UHZ1, ubicada a 13.200 millones de años luz de la Tierra. Este descubrimiento es importante para comprender cómo algunos agujeros negros supermasivos pueden alcanzar masas colosales poco después del Big Bang.

El agujero negro recién descubierto tiene una masa estimada entre 10 y 100 millones de soles, lo cual es similar al rango de masa de todas las estrellas de la galaxia donde se encuentra. Esto contrasta con los agujeros negros en los centros de las galaxias del universo cercano, que normalmente contienen solo alrededor de 0.1% de la masa de las estrellas en su galaxia. Este descubrimiento proporciona evidencia de que algunos agujeros negros se forman a partir de nubes masivas de gas.

Importancia del descubrimiento para comprender el crecimiento de los agujeros negros

El descubrimiento del agujero negro más distante jamás visto en rayos X es de gran importancia para comprender cómo algunos agujeros negros supermasivos pueden alcanzar masas colosales poco después del Big Bang. Este agujero negro fue encontrado en una galaxia ubicada a 13.200 millones de años luz de la Tierra, lo cual indica que se formó en una etapa temprana del universo.

El agujero negro recién descubierto tiene una masa estimada entre 10 y 100 millones de soles, lo cual es similar al rango de masa de todas las estrellas de la galaxia donde se encuentra. Esto sugiere que algunos agujeros negros supermasivos se forman a partir de nubes masivas de gas. Este descubrimiento proporciona evidencia de que existen límites físicos sobre la rapidez con la que los agujeros negros pueden crecer una vez que se han formado, y que los agujeros negros que nacen con mayor masa tienen ventaja en su crecimiento.

El papel de los telescopios de la NASA en el descubrimiento

El descubrimiento del agujero negro más distante jamás visto en rayos X fue posible gracias a los telescopios de la NASA. Combinando datos del Observatorio de rayos X Chandra de la NASA y el Telescopio Espacial James Webb de la NASA, un equipo de investigadores pudo encontrar la firma reveladora de un agujero negro en crecimiento.

El Telescopio Espacial James Webb permitió encontrar esta galaxia notablemente distante, mientras que el Observatorio de rayos X Chandra mostró la presencia de gas intenso y sobrecalentado que emite rayos X en esta galaxia. Además, el efecto de aumento conocido como lente gravitacional permitió magnificar la luz de la galaxia y los rayos X del gas alrededor del agujero negro supermasivo, lo que mejoró la señal infrarroja detectada por Webb y permitió a Chandra detectar la débil fuente de rayos X.

Implicaciones para la formación de agujeros negros

El descubrimiento del agujero negro más distante jamás visto en rayos X proporciona evidencia de que algunos agujeros negros supermasivos se forman a partir de nubes masivas de gas. Esto plantea la pregunta de si los agujeros negros supermasivos se forman directamente a partir del colapso de enormes nubes de gas, creando agujeros negros que pesan entre 10.000 y 100.000 soles, o si provienen de explosiones de las primeras estrellas que crean agujeros negros que pesan solo entre 10 y 100 soles.

El agujero negro recién descubierto tiene una masa estimada entre 10 y 100 millones de soles, lo cual es similar al rango de masa de todas las estrellas de la galaxia donde se encuentra. Esto sugiere que algunos agujeros negros supermasivos se forman a partir de nubes masivas de gas. Sin embargo, existen límites físicos sobre la rapidez con la que los agujeros negros pueden crecer una vez que se han formado, y los agujeros negros que nacen con mayor masa tienen ventaja en su crecimiento.