Physical Address

304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

El increíble avión espacial X-37B vuelve al espacio tras superar retrasos

  • El avión espacial espía X-37B se prepara para volver al espacio en su séptima misión.
  • El X-37B es un mini Space Shuttle construido por la Fuerza Aérea Espacial de EE.UU.
  • El lanzamiento del X-37B ha sido retrasado dos veces debido a condiciones meteorológicas y problemas en los sistemas de la plataforma de lanzamiento.
  • El X-37B se utiliza para probar nuevas tecnologías tanto militares como civiles en el espacio.

El regreso del X-37B al espacio

Después de superar diversos retrasos, el avión espacial espía X-37B se prepara para volver al espacio en su séptima misión. Construido por la Fuerza Aérea Espacial de EE.UU., el X-37B es conocido como el mini Space Shuttle. En esta nueva misión, el X-37B buscará desafiar los límites de la exploración espacial junto al imponente Falcon Heavy de SpaceX. Aunque se desconoce el objetivo exacto de esta misión, se especula que el X-37B se utiliza para probar nuevas tecnologías tanto militares como civiles en el espacio.

Retrasos en el lanzamiento

El lanzamiento del X-37B ha enfrentado diversos retrasos. La primera cancelación se debió a malas condiciones meteorológicas, mientras que la segunda cancelación fue causada por problemas en los sistemas de la plataforma de lanzamiento. A pesar de estos contratiempos, el X-37B se prepara para su séptima misión, lo que indica una aceleración en la cadencia de lanzamientos del Falcon Heavy de SpaceX. Aunque se desconoce la carga útil exacta del X-37B, se espera que realice experimentos y desafíe los límites de la exploración espacial durante su tiempo en órbita.

El X-37B como plataforma de pruebas

Aunque se especuló inicialmente sobre el propósito del X-37B, se cree que su principal función es servir como plataforma de pruebas para nuevas tecnologías. El X-37B tiene la capacidad de permanecer en órbita durante largos períodos de tiempo y regresar a la Tierra planeando como un avión. Además, cuenta con una bahía de carga que puede albergar diferentes experimentos. En esta misión, la NASA enviará un experimento llamado Seeds-2 para probar diferentes semillas a la radiación directa del espacio. Además, el X-37B podría ser utilizado por estudiantes de la Academia Militar de los Estados Unidos para enviar pequeños satélites al espacio y probar nuevas tecnologías de energía solar en órbita.