Physical Address

304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

La razón por la que el escudo térmico pone en peligro el histórico viaje a la Luna de la NASA

  • El escudo térmico de la cápsula de Orión sufrió daños al finalizar la misión Artemis 1.
  • La NASA anticipa que necesitará meses más para resolver el problema antes de que la tripulación pueda subir a bordo.
  • La agencia espacial está estudiando el rendimiento del escudo térmico y está abierta a reemplazar componentes o deshacer parte del progreso del hardware.
  • El lanzamiento de Artemis 2 está programado para noviembre de 2024 y llevará una tripulación a bordo.
  • El escudo térmico sufrió más carbonización de lo esperado durante el reingreso de la nave espacial a través de la atmósfera terrestre.
  • La NASA está investigando la causa raíz de la erosión del escudo térmico y espera obtener una resolución tentativa en la próxima primavera.
  • Aunque todavía están trabajando en el hardware de la nave espacial, el equipo de la NASA ha dejado claro que no lanzarán la misión Artemis 2 hasta que se resuelva el problema del escudo térmico.

Problemas con el escudo térmico de la cápsula de Orión

La NASA ha revelado que el escudo térmico de la cápsula de Orión ha sufrido daños inesperados al finalizar la misión Artemis 1. Debido a estos daños, la agencia espacial anticipa que necesitará varios meses más para resolver el problema antes de que la tripulación pueda subir a bordo. Durante una reunión reciente, los funcionarios de la NASA discutieron la posibilidad de reemplazar componentes del escudo térmico o deshacer parte del progreso del hardware de la nave espacial para solucionar el problema. Aunque la nave espacial todavía se está preparando para su lanzamiento, el equipo de la NASA ha dejado claro que no lanzarán la misión Artemis 2 hasta que se resuelva el problema del escudo térmico.

Erosión del escudo térmico durante el reingreso

Después de la misión Artemis 1, las inspecciones revelaron que el escudo térmico de la cápsula de Orión sufrió más carbonización de lo esperado durante el reingreso a través de la atmósfera de la Tierra. Durante el reingreso, la nave espacial experimentó temperaturas extremadamente altas y el escudo térmico soportó temperaturas superiores a los 5000 grados Fahrenheit. Como resultado, se produjo más material ablativo del escudo de lo que los ingenieros de la NASA habían anticipado. La NASA ha lanzado una investigación para comprender mejor el rendimiento del escudo térmico durante el reingreso y espera obtener una resolución tentativa sobre la causa raíz de la erosión a finales de la próxima primavera. Sin embargo, el equipo ha dejado claro que no lanzarán la misión Artemis 2 hasta que se resuelva el problema del escudo térmico, asegurándose de que la nave espacial esté lista y segura para la tripulación.

Retraso en el primer viaje tripulado a la luna en décadas

El problema con el escudo térmico de la cápsula de Orión amenaza con retrasar el primer viaje tripulado a la luna de la NASA en décadas. La agencia espacial ha revelado que necesitará meses más para resolver el problema antes de que la tripulación pueda subir a bordo. Aunque la nave espacial todavía se está preparando para su lanzamiento, los funcionarios de la NASA han dejado claro que no lanzarán la misión Artemis 2 hasta que se resuelva el problema del escudo térmico. El equipo está estudiando el rendimiento del escudo térmico y está abierto a reemplazar componentes o deshacer parte del progreso del hardware de la nave espacial para solucionar el problema. El lanzamiento de Artemis 2 está programado para noviembre de 2024 y llevará una tripulación a bordo, por lo que es crucial resolver el problema del escudo térmico antes de esa fecha.

Investigación en curso y próximos pasos

La NASA ha lanzado una investigación para comprender mejor el rendimiento del escudo térmico de la cápsula de Orión durante el reingreso. La agencia espacial espera obtener una resolución tentativa sobre la causa raíz de la erosión del escudo térmico a finales de la próxima primavera. Mientras tanto, continúan trabajando en el hardware de la nave espacial en preparación para Artemis 2, pero el equipo ha dejado claro que no lanzarán la misión hasta que se resuelva el problema del escudo térmico. Si es necesario, están abiertos a deshacer parte del progreso del hardware o reemplazar componentes del escudo térmico. El objetivo es asegurarse de que la nave espacial esté lista y segura para la tripulación antes de su lanzamiento programado para noviembre de 2024.