Physical Address

304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

Revelamos la verdadera historia detrás de la supuesta operación del Rey Felipe VI

Desmentido sobre la supuesta operación del Rey Felipe VI

En las últimas horas, se ha difundido información errónea sobre una supuesta operación del Rey Felipe VI de España. Según estos informes, el monarca habría sido intervenido quirúrgicamente en su mano izquierda. Sin embargo, la realidad es que el Rey no ha sido sometido a ninguna operación y, en cambio, los médicos han optado por un tratamiento conservador para una lesión que sufrió recientemente.

El incidente y el tratamiento

El incidente ocurrió el domingo 8 de octubre, cuando el Rey Felipe VI tropezó y cayó durante un partido de pádel que había programado con amigos. Al caer, apoyó la mano izquierda y sintió una pequeña molestia. Tras realizar las pruebas pertinentes, los médicos confirmaron que la dolencia del monarca era más que una simple tendinitis: tenía una lesión en el escafoides, un pequeño hueso de la mano.

El tratamiento recomendado para este tipo de lesiones suele ser un mes de inmovilización. En el caso del Rey, se optó por una férula a medida, de última tecnología, que se adapta a la mano con la temperatura. Este vendaje, que es transpirable y resistente al agua, es el que el monarca ha lucido en público durante la última semana.

Próximos pasos

El Rey Felipe VI se someterá a una resonancia magnética a principios de noviembre, probablemente después de su viaje de Estado a Dinamarca, programado del 6 al 8 de noviembre. Si la prueba muestra que el escafoides no ha soldado correctamente, solo entonces se considerará la posibilidad de una intervención quirúrgica. Esta operación, que sería la primera a la que se sometería el monarca, implicaría la colocación de un clavo para ayudar a la correcta unión del hueso.

Por el momento, la operación es solo una posibilidad y no está programada. El equipo médico del Rey y el propio monarca están esperando a que el escafoides suelde de manera natural. Por lo tanto, las noticias sobre una supuesta operación no responden a la realidad de los acontecimientos.