Tamara Falcó y Carlos Falcó heredan el Marquesado de Griñón: la sorpresa de Isabel Preysler

Un legado familiar de gran importancia

Tamara Falcó y su hermano mayor, Carlos Falcó, han heredado el prestigioso título de Marquesado de Griñón, que pertenecía a su padre, Carlos Falcó, conocido como el Marqués de Griñón. Esta noticia ha sido toda una sorpresa para la familia y para el mundo aristocrático español. El Marquesado de Griñón es uno de los títulos nobiliarios más importantes y antiguos de España, y su legado ha sido transmitido de generación en generación.

Un homenaje a su padre

Tamara Falcó ha confesado en varias ocasiones la estrecha relación que tenía con su padre y la importancia que él tenía en su vida. Fue a ella a quien legó el título de Griñón, por el que se le conocía a pesar de tener otros títulos nobiliarios. En honor a su padre, Tamara y su hermano mayor, Carlos, tienen planeado abrir un restaurante a finales de año en el que rendirán homenaje a su padre y a su legado.

La mudanza de Tamara Falcó

Además de la herencia del Marquesado de Griñón, Tamara Falcó también está preparando una nueva etapa en su vida personal. Durante el otoño, ella y su esposo, Íñigo Onieva, se mudarán al ático de lujo que Tamara compró en noviembre de 2020. Esta será su nueva residencia, en la que podrían dar la bienvenida a un futuro hijo, según se ha rumoreado tras ser vistos visitando una clínica de fertilidad.

Un ático de ensueño

El ático de Tamara Falcó es un verdadero sueño hecho realidad. Ubicado en la exclusiva urbanización Puerta de Hierro de Madrid, cuenta con impresionantes vistas a la ciudad y una amplia terraza. Con cuatro dormitorios, tres baños y una cocina gourmet, este lujoso ático ofrece todas las comodidades que la pareja necesita para comenzar su nueva vida juntos. Tamara ha contratado a la reconocida interiorista Beatriz Silveira para transformar el espacio y convertirlo en la casa de sus sueños.

Un legado familiar y un nuevo comienzo

La herencia del Marquesado de Griñón representa no solo el legado familiar de Tamara Falcó y Carlos Falcó, sino también una responsabilidad y un compromiso con su historia y tradición. Al mismo tiempo, la mudanza al nuevo ático representa un nuevo comienzo para Tamara y Íñigo, un lugar donde construir su propio hogar y, posiblemente, formar una familia. Sin duda, estos son momentos emocionantes y llenos de expectativas para Tamara Falcó y su esposo, quienes están listos para enfrentar los desafíos y las alegrías que les depara el futuro.